.El nacimiento de un niño es un acontecimiento feliz en la vida de cada familia. Todos los familiares tienden a compartir las emociones de los padres felices y celebrar la llegada del recién nacido con una lluvia de besos.

Sin embargo, una manifestación de sentimientos así no siempre es una buena idea. ¡Por otra parte, los besos pueden dañar al niño! La joven madre Savina Francés-Bell, de la ciudad inglesa de Gloucester, ha compartido su historia sentimental y dramática, para advertir a todos las madres.

¿Has visto como algunas familias tienen la costumbre de besar a los niños en la boca? Pues lamentablemente esta fue la causa del estado de salud de una hermosa bebé, pues la tía de la pequeña acostumbraba a besarla en la boca como una muestra de cariño, razón por la que la niña se vio contagiada de este terrible virus.

Savina recomienda que no dejen que otras personas besen a sus hijos, porque podrían causarles un terrible daño, aunque hoy ya se encuentra bien, pudo haber sido peor y todo gracias a una actividad que a diario hacen millones de personas en el mundo.

“Una semana después del nacimiento de nuestra bebé, a quien le dimos el nombre de Siena, en su cara apareció una erupción de color rojo. Con cada día que pasaba, se hacía más y más grande. ¡La niña ni siquiera podía comer normalmente porque las llagas le causaban un dolor muy intenso!”, relata la madre. 

Beso niña

                           Así dejaba su ropita la niña después de tanto rascarse.

Añade que a su hija, “además, la piel le picaba de manera insoportable. La niña se rascaba constantemente, lagrimeaba y se hacía sangrar. Incluso cuando le envolvíamos las manos, se las seguía ingeniando para rascarse la cara con su ropa o con las sábanas”. 

Durante mucho tiempo los médicos no pudieron averiguar lo que le pasaba a la bebé. Al principio, los médicos sospechaban que la niña tenía una reacción alérgica, pero los medicamentos no surtían ningún efecto…

Sólo al cabo de unos meses, la madre se dirigió a una clínica privada, donde los médicos fueron capaces de determinar la causa de la erupción. Resultó que Siena no tenía una alergia. ¡De hecho, la chica estaba infectada con el virus del herpes!

Lo más probable es que la enfermedad se la contagiara un miembro de la familia (en este caso la tía) al besar a la niña. De hecho, en los primeros días de vida, los niños no tienen inmunidad, por lo que su cuerpo no puede luchar contra los virus.

¡Incluso en los adultos, el herpes causa un montón de inconvenientes, y para los bebés puede ser fatal! Afortunadamente, Siena recibió la ayuda de los expertos y poco a poco comenzó a recuperarse.

          Siena en la actualidad con su madre.

                                     Si quieres saber lo que es el herpes, te invitamos a leer esto: 

Pin It on Pinterest

Shares

Comparte esta página

Si te gusta este contenido comparte