En una entrevista publicada por el portal IndianaGazette, la exembajadora de Estados Unidos en Nicaragua, Laura Dogu, reveló que hubo un plan para asesinarla, el que incluía a otras personas como monseñor Silvio Báez.

Esto fue lo que dijo textualmente Laura Dogu al hablar sobre su estadía en Nicaragua: 

Los tres años de Dogu como embajadora en Nicaragua los considera como, «un período que comenzó bastante tranquilo y terminó literalmente de golpe», al ver en asiento de primera fila, la lucha y los disturbios civiles.

«Un momento muy difícil para Nicaragua y un momento muy difícil para mí y para mi equipo que trabaja allí en el terreno», dijo.

Ella describió la serie de maniobras políticas y legales que llevaron a un sistema que le permitió a Daniel Ortega regresar al poder con solo el 38 por ciento de los votos y la transición del control a los sandinistas.

ECONOMÍA Y FALTA DE LIBERTADES 

Aunque el gobierno de Ortega convirtió la economía sufrida de Nicaragua en un crecimiento anual de alrededor del cinco por ciento e hizo las paces con los países limítrofes, dijo Dogu, Ortega orquestó la pérdida de las libertades personales.

Su tarea, al llegar como el nuevo embajadora, era decirle a los nicaragüenses que Estados Unidos ya no interferiría en la forma en que operaba el país.

Para Dogu, abril del 2018 marcó el inicio de un levantamiento continuo en el que destacó el papel del estudiante universitario Lesther Alemán que para ella alcanzó el estatus de héroe nacional al decirle en su cara al presidente Daniel Ortega que era un asesino y que estaban en el diálogo para su retiro. 

«Para aquellos de ustedes que hablan español y quieren ver un momento en la historia, hay un video de la apertura del evento de diálogo nacional», dijo Dogu. Te animo a que lo mires. Tuve la oportunidad de sentarme en esa sala en vivo. El poder de la juventud, y muchos de ustedes caen en esa categoría, no pueden ser subestimados.

«Este joven, Lesther Alemán, se puso de pie y se enfrentó al presidente, lo llamó asesino, le dijo que no estaban allí para negociar, sino para organizar su partida. Los comentarios cambiaron la vida de Alemán», agregó. 

«Todavía me da la piel de gallina pensar en eso. Fue extraordinario. El lunes, cuando todo esto comenzó, él era un estudiante. El miércoles y el jueves vio a sus amigos ser asesinados a tiros a su lado. Y el viernes era un líder estudiantil … en un equipo de alianzas civiles que intentaba devolver la paz a Nicaragua «, agregó Dogu. 

EL PLAN PARA ASESINARLA

Antes de que dejara su cargo como embajadora, dijo Dogu, había sido objeto de un plan de asesinato contra otros, incluido el obispo Silvio José Báez, que era o se pensaba que era parte del movimiento antigubernamental.

Dogu fue asignada en octubre a su puesto actual como directora en funciones de Hostage Recovery Fusion Cell, un grupo interinstitucional de expertos en la aplicación de la ley, diplomáticos, militares y de inteligencia responsables de la recuperación de estadounidenses secuestrados en el extranjero.

Pin It on Pinterest

Shares

Comparte esta página

Si te gusta este contenido comparte