*Bienes y cuentas bancarias son embargadas en EE.UU

*No pueden usar tarjetas de crédito

*Pueden ser detenidos en cualquier país aliado de EE.UU.

*Solo en Cuba y Venezuela pueden hacer transacciones

Los sancionados con la Ley Magnitsky o por órdenes ejecutivas emanadas del presidente estadounidense, Donald Trump o del Departamento del Tesoro de esa nación norteamericana, desde que sus nombres son circulados por todo el mundo, se convierten en cadáveres financieros, que no pueden mover dinero en ningún banco nacional o extranjero.

Esto es lo que ocurre con los hasta ahora siete sancionados por los Estados Unidos los que comenzaron con Roberto Rivas, siguieron con Francisco López, Fidel Moreno y Francisco Díaz, estos cuatro con la Magnistky y después con Rosario Murillo y Néstor Moncada Lau, con una orden ejecutiva firmada por el propio Donald Trump y el último en la fila, Laureano Ortega Murillo, junto con el BANCORP, por una orden ejecutiva del Departamento del Tesoro de Estados Unidos

El excanciller nicaragüense, Francisco Aguirre Sacasa Aguirre Sacasa, explicó que inmediatamente que el Tesoro de Estados Unidos da a conocer el nombre de uno o varios sancionados, estos reciben una notificación de los bancos nacionales donde tengan sus depósitos, para que los retiren de inmediato sin que puedan transferir sus capitales al extranjero.

Si estos mueven el dinero a otros países —señaló Aguirre Sacasa—también sería castigado el banco que reciba los fondos fuera de Nicaragua, por esta razón, todo el sistema financiero mundial que trabaja en conjunto con el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, evitaría relacionarse con el dinero de las personas sancionadas tanto por la Magnistky como por órdenes ejecutivas del presidente Donald Trump o del Departamento del Tesoro estadounidense.

Aguirre Sacasa indicó que a los sancionados, la banca nacional y extranjera les revoca sus tarjetas de crédito y no pueden hacer transacciones de ningún tipo porque firmas como VISA, MASTERCARD y AMERICAN EXPRESS son estadounidenses y cualquier transacción los expone a una multa severa.

El efecto de la ley también alcanza a las familias de los sancionados, especialmente si estos dependen de esas finanzas, y pretenden emprender nuevos negocios.

El excanciller también asegura que las personas sancionadas podrían ser capturadas en territorio estadounidense, incluso fuera de él, en países aliados. Aunque no lo faculte la Ley Magnitsky, Estados Unidos puede ejecutar una acción paralela a esa medida en un acuerdo con otro Estado sin la necesidad de que lo aprueben en el Congreso.

Sus patrimonios en el exterior también están sujetos a ser embargados o congelados, a excepción de que estén en países como Cuba o Venezuela, porque están fuera del alcance del sistema financiero del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

Al igual que la Ley Global Magnitsky, la Orden Ejecutiva congela los activos, incluyendo trasferencias bancarias a través de corresponsales estadounidenses.

 

LA NICA ACT Y LOS 180 DÍAS
El presidente estadounidense, Donald Trump firmó la NicaAct el 20 de diciembre del año pasado. En ella se contempla que en 180 días (seis meses) el Secretario de Estado de Estados Unidos “deberá presentar un informe para saber si el gobierno de Nicaragua está cumpliendo los pasos para el establecimiento de la democracia, independencia de poderes, celebración de elecciones transparentes e investigación para determinar la responsabilidad de funcionarios del gobierno en las muertes de manifestantes”. Esos seis meses se cumplen el 20 de junio del presente año.

Pin It on Pinterest

Shares

Comparte esta página

Si te gusta este contenido comparte