El 6 de diciembre del 2011, el Ministerio de Relaciones Exteriores de El Salvador recibió una orden presidencial de Mauricio Funes: extenderle el pasaporte diplomático D005383 a Ada Mitchelle Guzmán Sigüenza.

La orden llevaba el código CAPRES, o sea que provenía de la Casa Presidencial ocupada por Mauricio Funes (2009-2014) y fue cumplida porque en las altas esferas del gobierno sabían que Ada Mitchelle Guzmán Sigüenza era la amante del mandatario y se le decía “la primera dama” aunque estuviera casado en ese tiempo con Vanda Pignato, de quien se divorciaría al final de su mandato.

Con ese pasaporte, Ada Mitchelle viajaría al exclusivo Beverly Hills de Estados Unidos a realizarse varias cirugías plásticas que, según investigaciones de la Fiscalía salvadoreña, sus costos salieron justificados como “gastos públicos”.

Ada Mitchelle Guzmán y Mauricio Funes.

Hoy, Ada Mitchelle Guzmán se encuentra asilada en Nicaragua junto a su pareja, Mauricio Funes y Diego Funes, el que aparece emplanillado en la Cancillería de Nicaragua y que es hijo del expresidente salvadoreño y de Regina Cañas, exesposa de Funes y quien comenzó a ser investigada a raíz de un préstamo de 96 mil dólares para compra de vehículos y de realizar más de 60 viajes al exterior con fondos públicos.

DE DESNUDISTA A ASILADA

Años atrás, Ada Michelle Guzmán Sigüenza era una joven más de una zona populosa del país, quien se ganaba la vida como desnudista en un reconocido club bar de la colonia Escalón de San Salvador, capital de El Salvador, según publica la página Sociedad Alternativa de ese país centroamericano.

Sin embargo, su simpatía con los clientes y su espigada figura la llevaron a ser reclutada como dama de compañía para un círculo cerrado, conformado por políticos y hombres acaudalados.

Ada Mitchelle Guzmán antes de conocer a Mauricio Funes.

Entre ellos se encontraba el empresario Adolfo «Fito» Salume, quien habría usado los servicios de la joven y la habría presentado con su amigo el entonces presidente Mauricio Funes.

Por lo tanto, Funes habría caído en los encantos de Guzmán Sigüenza a mediados de su administración presidencial.

Esto desató una serie de rumores, respecto a la relación sentimental con su esposa Vanda Pignato.

El escándalo se fue prolongando hasta el final de su gestión, donde se confirmó que el también comunicador dejó a Pignato por Sigüenza.

Luego aparecieron más imágenes de esta pareja y del niño que concibieron juntos.

Fue hasta este día que la Fiscalía General de la República (FGR) reveló los regalos a su ahora compañera de vida, todo esto con los impuestos del pueblo salvadoreño.

El fiscal general de la República, Douglas Meléndez, aseguró que ella era considerada en Casa Presidencial “como la primera dama de la República”.

Ada Michelle habría gastado cerca de medio millón de dólares para artículos personales, habría recibido 10 mil dólares mensuales por ser gerente de el Latin America Spa – que provenía de fondos públicos-, gastó más de 200 mil dólares en carros de lujo y utilizó casi 4 mil dólares en gastos hospitalarios.

ALGUNAS FOTOS DE ADA MITCHELLE GUZMÁN 

LAS OPERACIONES

El dato brindado por la FGR que ha generado mayor impacto en la población es el gasto de dos operaciones estéticas que ascienden a 60 mil dólares y realizadas en Beverly Hills. Pero esto podría incrementar, advirtió el fiscal.

Ada Michelle ocupó 92 mil dólares de fondos públicos para gastos de supermercado. Gastó 15 mil dólares en implementos deportivos, los cuales fueron comprados por empleados presidenciales con las tarjetas de crédito habilitadas para Ada Mitchell, 17 mil dólares para aperturas a depósitos a plazos, 49 mil dólares para apertura de créditos bancarios. Además, Funes gastó hasta casi 5 millones de dólares en viajes de lujo a diversas partes del mundo en compañía de Ada Michelle y de otras personas. Funes habilitó también hasta 193 mil dólares para pagos de deudas y créditos bancarios para familiares de Ada Michelle.

La madre de Ada Michelle realizó compra de vehículos por 12 mil dólares, realizó viajes de placer por 8 mil dólares, depositó 42 mil dólares y pagó préstamos por 154 mil dólares.

«Michelle Guzmán se vuelve casi una obra pública por toda la inversión de fondos públicos que hizo en ella el expresidente», expresó el fiscal.

Luego de revelar estos datos, Meléndez ordenó la captura de Guzmán Sigüenza, sus padres y Mauricio Funes.

Además de ellos, las autoridades han girado orden de captura en contra de dos de los hijos de Funes, su exesposa Regina Cañas, alias Tía Bubu, una excompañera de vida y varios exfuncionarios, todos ellos por formar una sofisticada red que estuvo durante la administración Funes, de 2009 a 2014, y que había desviado un total de 351 millones de dólares, según sostiene la fiscalía, aunque Funes solo es acusado por lavar 10 millones de dólares.

El exmandatario habría también ocupado testaferros para poder obtener ilícitamente alquiler de locales, compra de inmuebles y carros, según se desprende de las investigaciones realizadas por la Fiscalía salvadoreña.

LOS DE LAS CIRUGÍAS PLÁSTICAS
Un exfuncionario del periodo de Mauricio Funes rompió el silencio y decidió colaborar con las autoridades para revelar algunos secretos que se tenía el expresidente sobre el manejo y uso de fondos públicos.Este testigo dio detalles sobre las cirugías estéticas que se realizó la pareja de vida de Funes, Ada Mitchelle Guzmán.

De acuerdo a sus palabras, la mujer se hizo dos operaciones en Estados Unidos valoradas ambas en 60 mil dólares.Una de mencionadas intervenciones fue obtenida con los fondos destinados por el secretario privado de esa época y la otra con transferencia de fondos públicos.

Pero lo curioso de todo es que uno de los cirujanos es el protagonista del reality show Dr, 90210, en Beverly Hills, Robert Rey, mientras que Jason B. Diamond, es personaje de The Celebrity Plastic Surgeons, también de Beverly Hills.Rey es especialista en abdominoplastías, implantes de busto, levantamiento de glúteos y hasta rejuvenecimiento de la parte íntima, y Diamond en cirugías y tratamientos en el rostro.

Pin It on Pinterest

Shares

Comparte esta página

Si te gusta este contenido comparte