Hace exactamente 59 años, el segundo de la dinastía de los Somoza, Luis Somoza Debayle envió a la Cámara de Diputados, una ley de amnistía con la cual quiso borrar de la memoria del pueblo nicaragüense, una etapa de represión y crímenes de la dictadura que duró 40 años.

Eso ocurrió el 8 de junio de 1960, un día como hoy que se repite con la discusión de otra ley de amnistía en Nicaragua enviada por el gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo con un propósito igual: impunidad.

Luis Somoza Debayle quien gobernó Nicaragua desde el año 1957 hasta 1963, mandó esta ley de amnistía después del baño de sangre provocado por él y su hermano contra todo sospechoso de haber participado en la muerte de su padre, Anastasio Somoza García, ejecutado por Rigoberto López Perez un 21 de septiembre de 1956.

El segundo de los Somoza, quien en su periodo decretó tres amnistías, murió por un ataque al corazón y fue relevado por su hermano, Anastasio Somoza Debayle  para continuar con la dictadura que fue derrocada por el pueblo nicaragüense en 1979.

Esta fue la amnistía que la historia de Nicaragua registra como la número 39:

 

Decreto No. 501 de 8 de junio de 1960

Gaceta No. 143 del 28 de junio de 1957

Nota: Se preserva la grafía original

El Presidente de la República, a sus habitantes

Sabed:

Que el Congreso ha ordenado lo siguiente:

Decreto No. 501

La Cámara de Diputados y la Cámara del Senado de la República de Nicaragua,

Decretan:

Art. 1º.- Se concede amplia e incondicional amnistía por los delitos políticos y comunes conexos cometidos en el período comprendido desde el día 28 de junio de 1957, fecha en que fue promulgado el anterior Decreto Legislativo en que se otorgó igual gracia, hasta el día 8 de junio de 1960, en que se recibió del Ejecutivo el correspondiente Proyecto de Ley.

Art. 2º.- Las correspondientes autoridades procederán a poner en libertad a los reos favorecidos por esta amnistía, para quienes este mismo Decreto producirá sus efectos legales del Sobreseimiento Definitivo. Los Cónsules de Nicaragua en el extranjero visarán de inmediato los pasaportes de quienes quieran retornar a su patria, como comprendidos en la gracia decretada.

Art. 3º.- Esta Ley empezará a regir desde su publicación en “La Gaceta”, Diario Oficial.

Dado en  el Salón de Sesiones de la Cámara de Diputados.- Managua, D. N., 8 de junio de 1960.- J.J. Morales, D.P.- J. Castillo A., D.S.- A Martínez T., D.S.-

Al Poder Ejecutivo.- Cámara del Senado,.- Managua, D.N., 14 de junio de 1960.- Lorenzo Guerrero, S.P.- Alfredo Brantome, S.S.- Enrique Belli, S.S.

Por tanto: Ejecútese.- Casa Presidencial, Managua, D.N., dieciséis de junio de mil novecientos sesenta.- LUIS A. SOMOZA D., Presidente de la República.- Julio C. Quintana, Ministro de la Gobernación.4

Pin It on Pinterest

Shares

Comparte esta página

Si te gusta este contenido comparte