El 7 de abril del 2009, el expresidente peruano Alberto Fujimori fue declarado culpable y condenado a 25 años de cárcel por la sala penal especial de la Corte Suprema de Justicia que lo procesó por violaciones a los derechos humanos. El presidente de la sala, César San Martín, declaró que los cargos contra Fujimori estaban probados «más allá de toda duda razonable». Ante la decisión, Fujimori interpuso un recurso de nulidad.

Fujimori fue acusado por su responsabilidad en las matanzas de Barrios Altos y La Cantuta, que dejaron 25 muertos en 1991 y 1992, y en los secuestros de un periodista y un empresario en 1992. San Martín precisó que el grupo militar encubierto Colina, autor material de las matanzas, cometió 50 asesinatos en 15 meses de actividad y que el gobierno de Fujimori desarrolló una febril actividad para ocultar los hechos una vez que se conocieron.

TORTURAS 

El presidente de la sala, César San Martín, explicó que esos delitos constituyen crímenes de Estado y de lesa humanidad, y que tuvieron el agravante de trato cruel. Añadió que Fujimori fue el autor intelectual por el dominio que ejercía de los aparatos de poder organizados, y no sobre los ejecutores inmediatos de los delitos.

Alberto Fugimori cuando recibía honores con su banda presidencial.

En el fallo se explicó que los delitos fueron ejecutados por agentes públicos del Estado, miembros del grupo militar encubierto «Colina», y que a las víctimas se les atribuyó una vinculación con la banda terrorista Sendero Luminoso. «No existió una voluntad institucional de esclarecimiento sobre los crímenes de violación de los derechos humanos, la respuesta fue lamentable y obstaculizadora, (pues) fueron al objetivo de negar los hechos y no contribuir a esclarecer los hechos», subrayó la resolución.

El fallo apuntó que fue «tan impresionante el mecanismo encubridor, que se mantuvo firmemente en el tiempo, pero no pudo expresarse ni consolidarse sin el apoyo del jefe de estado». Fujimori «defendió a ultranza» a su entonces asesor presidencial Vladimiro Montesinos, que era el encargado de todos los organismos de inteligencia del Estado, en todos los niveles de la seguridad pública, agregó la sentencia.

A CRIMINALES LES PROMETIÓ AMNISTÍA

El grupo «Colina» actuó bajo órdenes de los organismos comandados por Montesinos, quien a su vez rendía cuentas de sus actividades criminales en forma regular a Fujimori, agregó. Los agentes del «Colina» recibieron la promesa de que serían amnistiados por Fujimori, tras ser sometidos a la justicia militar por el caso La Cantuta en 1994, como efectivamente sucedió y recuperaron su libertad en 1995, cuando el ex mandatario fue reelegido, añadió el fallo.

La ley de amnistía dictada por Fujimori en 1995 no sólo permitió la liberación de los integrantes de esa agrupación clandestina, autora de 50 asesinatos en 15 meses de actividad, sino que se archivaron todas las denuncias de violaciones a los derechos humanos presentadas hasta entonces, agregó la sentencia.

El día de la sentencia, el exmandatario entró en la sala, saludó con la mano a sus familiares presentes en el lugar y se sentó en un pupitre donde sacó una libreta y un lapicero para tomar apuntes. La prensa en Lima reflejó la expectación que vivía la ciudadanía por este fallo y abrió sus ediciones con titulares como «»Hora Cero», «Crimen y Castigo», «¡Fujimori Libertad!» y «Que se haga justicia», entre otros. Más de un centenar de cámaras y reporteros de la prensa internacional y local abarrotan la sala de prensa en la sede judicial para registrar las incidencias de la sesión.

Antes de su juzgamiento, Fujimori había huido hacia Japón y fue en un viaje a Chile donde fue capturado y enviado a Perú donde lo esperaban una serie de acusaciones por delitos cometidos. 

 

FRAUDE ELECTORAL
Alberto Fujimori, en 1990 se convirtió en presidente de la República del Perú, pero con el autogolpe de estado de 1992, toma ilegal de las instituciones, modificación de la Constitución Política del Perú de 1979 para añadir su reelección presidencial inmediata y acusaciones de fraude electoral en las elecciones del 2000, Fujimori pasó a ser un mandatario autoritario por el resto de su gobierno. Su mandato fue desde el 28 de julio de 1990 hasta el 21 de noviembre del 2000.

¿QUÉ ES DELITO DE LESA HUMANIDAD? 

El delito de lesa humanidad comprende las conductas tipificadas como asesinato, exterminio, deportación o desplazamiento forzoso, encarcelación, tortura, violación, prostitución forzada, esterilización forzada, persecución por motivos políticos, religiosos, ideológicos, raciales, étnicos u otros definidos expresamente, desaparición forzada, secuestro o cualquier acto inhumano que cause graves sufrimientos o atente contra la salud mental o física de quien los sufre, siempre que dichas conductas se cometan como parte de un ataque generalizado o sistemático contra una población civil y con conocimiento de dicho ataque.

LA LEY DE AMNISTÍA DE FUJIMORI

Concedió amnistía general a personal militar, policial y civil para diversos casos.

Ley N° 26479

EL PRESIDENTE DE LA REPUBLICA POR CUANTO:
El Congreso Constituyente Democrático ha dado la Ley siguiente:

Artículo 1o.- Concédase amnistía general al personal Militar, Policial o Civil, cualquiera que fuere su situación Militar o Policial o Funcional correspondiente, que se encuentre denunciado, investigado, encausado, procesado o condenado por delitos comunes y militares en los Fueros Común o Privativo Militar, respectivamente, por todos los hechos derivados u originados con ocasión o como consecuencia de la lucha contra el terrorismo y que pudieran haber sido cometidos en forma individual o en grupo desde Mayo de 1980 hasta la fecha de la promulgación de la presente Ley.

Artículo 2o.- Concédase amnistía general al personal militar en situación de Actividad, Disponibilidad o Retiro y civil implicados, procesados o condenados por los sucesos del 13 de Noviembre de 1992.

Artículo 3o.- Concédase amnistía general al personal militar en situación de Actividad, Disponibilidad o Retiro denunciado, procesado o condenado por los delitos de Infidencia, Ultraje a la Nación y a las Fuerzas Armadas, con ocasión del reciente conflicto en la frontera norte.

Artículo 4o.- El Poder Judicial, Fuero Común, Fuero Privativo Militar y el Ejecutivo, procederán en el día, bajo responsabilidad, a anular los antecedentes policiales, judiciales o penales, que pudieran haberse registrado contra los amnistiados por esta Ley, así como dejar sin efecto cualquier medida restrictiva de la libertad que pudiera afectarles.

Procederán igualmente a excarcelar a los amnistiados que estuvieran sufriendo arresto, detención, prisión o pena privativa de la libertad, quedando subsistentes las medidas administrativas adoptadas.

Artículo 5o.- Está excluido de la presente ley el personal Militar, Policial o Civil que se encuentra denunciado, investigado, encausado o condenado por los delitos de Tráfico Ilícito de Drogas, de Terrorismo y Traición a la Patria regulado por la Ley No 25659.

Artículo 6o.- Los hechos o delitos comprendidos en la presente amnistía, así como los sobreseimientos definitivos y las absoluciones, no son susceptibles de investigación, pesquisa o sumario; quedando, todos los casos judiciales, en trámite o en ejecución, archivados definitivamente.

Artículo 7o.- La presente Ley entrará en vigencia el día siguiente de su publicación en el Diario Oficial «El Peruano».

Comuníquese al Presidente de la República para su promulgación.

En Lima, a los catorce días del mes de Junio de mil novecientos noventa y cinco.

JAIME YOSHIYAMA
Presidente del Congreso Constituyente Democrático

VICTOR JOY WAY ROJAS
Segundo Vicepresidente del Congreso Constituyente Democrático

AL SEÑOR PRESIDENTE CONSTITUCIONAL DE LA REPUBLICA
POR TANTO:
Mando se publique y cumpla.
Dado en la Casa de Gobierno, en Lima, a los catorce días del mes de junio de mil novecientos noventa y cinco.

ALBERTO FUJIMORI FUJIMORI
Presidente Constitucional de la República

EFRAIN GOLDENBERG SCHREIBER
Presidente del Consejo de Ministros

Pin It on Pinterest

Shares

Comparte esta página

Si te gusta este contenido comparte