ES UNA CONDICIÓN DOLOROSA


El túnel carpiano es un conducto en la muñeca a través del cual pasan nervios y tendones hacia la mano.

El síndrome del túnel carpiano (STC) es una condición dolorosa causada por un nervio pinzado en el túnel.

Los síntomas incluyen dolor y adormecimiento en los dedos pulgar, índice y medio, hormigueo y debilidad en las manos y un dolor que asciende desde la mano, por el brazo y llega hasta el hombro.

Aunque no existe un método probado para prevenir el síndrome del túnel carpiano, hay cosas que puedes hacer para evitar forzar de más los nervios y tendones.

NO LO PRESIONES

Evita pinzar tu nervio medio. El túnel carpiano protege a una variedad de vasos sanguíneos, tendones y nervios, pero el nervio principal relacionado con el síndrome del túnel carpiano es el medio, que es el responsable de la mayor parte del movimiento y la sensación de la mano.

Por lo tanto, evita actividades que lo presionen o irriten, tales como flexionar repetidamente las muñecas, levantar cosas pesadas y dormir con las muñecas dobladas.

Mantén el reloj y las pulseras flojas alrededor de tus muñecas, tenerlos demasiado ajustados puede irritar el nervio medio.

El síndrome del túnel carpiano generalmente es ocasionado por una combinación de factores, como por ejemplo el esfuerzo repetitivo de las muñecas combinado con la artritis o la diabetes.

Además del dolor punzante, el entumecimiento y el hormigueo en las manos, otros síntomas comúnmente asociados con el síndrome del túnel carpiano incluyen la debilidad muscular, la pérdida de destreza y los cambios de color en las manos (demasiado pálidas o rojas).

 

MUÑEQUERAS

Usa muñequeras como prevención. Si trabajas en un empleo que represente un alto riesgo de contraer síndrome del túnel carpiano, como cajero, albañil o programador computacional, considera la posibilidad de usar muñequeras, férulas o soportes mientras trabajas.

Estos soportes semirrígidos pueden ayudar a prevenir que se desarrolle el síndrome del túnel carpiano porque mantienen a las muñecas en una posición neutral, evitando que las flexiones demasiado.

Usar muñequeras para dormir en la noche te podría ayudar a aliviar o a prevenir los síntomas nocturnos del síndrome del túnel carpiano, particularmente si tienes el hábito de apretar los puños o flexionar las muñecas hacia adentro.

Usar muñequeras por la noche es aconsejable si estás embarazada y deseas evitar el síndrome del túnel carpiano, ya que el embarazo tiende a aumentar la inflamación en las manos y en los pies.

Ten presente que las muñequeras restringen el movimiento y no son apropiadas para ciertos trabajos que requieren una gran destreza o flexibilidad en las manos.

Puedes comprar muñequeras, férulas y soportes en la mayoría de las farmacias y tiendas de artículos médicos.

ESTIRA TUS MUÑECAS

Estirar tus muñecas con regularidad te podría ayudar a evitar el síndrome del túnel carpiano o a reducir sus síntomas.

Considera que demasiadas flexiones repetitivas de las muñecas tienden a irritar el nervio medio, así que es aconsejable que concentres los estiramientos en extender las muñecas a fin de hacer más espacio para el nervio adentro del túnel carpiano.

La mejor manera de extender y estirar ambas muñecas al mismo tiempo es hacer la «postura de oración» con tus manos.
Junta las palmas de tus manos y ponlas directamente en frente de tu pecho, con los dedos apuntando hacia arriba, y levanta los codos hasta que sientas un estirón en ambas muñecas. Mantén la pose por alrededor de 30 segundos y repite entre 3 y 5 veces al día.

Como estiramiento alternativo, toma los dedos de una mano y jálalos hacia atrás hasta que sientas un estiramiento en el frente de la muñeca.

Mantén la postura por 30 segundos y luego repite en la otra mano, aunque solo uses una para trabajar.

Recuerda que estirar el ligamento y los tendones tensos de las muñecas podría generar un poco de entumecimiento y hormigueo en las manos, pero no te detengas a no ser que sientas dolor.

FORTALECE TUS MUÑECAS

Fortalecer los músculos alrededor de tu muñeca y antebrazo evitará cualquier tensión adicional sobre el nervio.

Los ejercicios de fortalecimiento pueden realizarse una vez que el dolor haya reducido considerablemente.

Primero, empieza con algunos ejercicios isométricos. Mantén tu muñeca en una posición neutral con la palma hacia abajo y coloca la otra mano en la parte superior de tu muñeca.

Mantén tu puño ligeramente cerrado y trata de extender tu muñeca hacia atrás mientras proporcionas la suficiente resistencia con tu otra mano para evitar que tu muñeca se mueva. Mantén esta posición durante 10 segundos y repite de 5 a 10 veces.

Puedes realizar este ejercicio 3 veces por semana.

Ahora puedes colocar tu mano de tal manera que la palma quede hacia arriba en una posición cerrada y cómoda. Coloca la otra mano sobre la mano cerrada y trata de flexionar la muñeca mientras aplicas suficiente resistencia con la otra mano de tal manera que tu muñeca no se mueva. Mantén esta posición durante 10 segundos y luego repite 5 veces.

Los ejercicios isotónicos se refieren al uso de pesas. Puedes usar una pesa ligera o una banda elástica de resistencia para realizar estos ejercicios. Mantén la pesa ligera en tu mano con la palma hacia arriba. Aprieta firmemente la pesa y flexiona tu muñeca. Hazlo 10 veces. Descansa y repite de nuevo otras 2 o 3 series.

Una vez que hayas terminado, puedes voltear la muñeca más de 180 grados de tal manera que la palma quede hacia abajo. Aprieta ligeramente la pesa y extiende tu muñeca. Hazlo entre 5 a 10 veces. Descansa y repite de nuevo otras 2 o 3 series.

Puedes realizar este ejercicio de 2 a 3 veces por semana.

MIENTRAS DUERMES

No empeores el problema de tus muñecas y manos mientras duermes. Algunas posturas para dormir generan un mayor riesgo de desarrollar el síndrome del túnel carpiano que otras. Por ejemplo, dormir con los puños apretados con fuerza o con las manos plegadas contra el cuerpo y las muñecas flexionadas, son las peores posturas para desencadenar los síntomas del síndrome del túnel carpiano.

En su lugar, duerme de espalda o de costado con los brazos contra el cuerpo, las manos abiertas y las muñecas en una posición neutral. Acostumbrarte a dormir en esta posición promoverá la circulación normal de la sangre y el impulso nervioso, ayudándote a evitar el síndrome del túnel carpiano.

No duermas boca abajo con las manos y muñecas dobladas debajo de la almohada. Podrías despertar con las manos entumecidas y el cuello rígido.

Usar muñequeras en la noche es un hábito recomendable, pero la mayoría están hechas de nailon y se abrochan con velcro y esto irrita la piel. Por lo tanto, cubre la muñequera con un material suave: corta las puntas de un par de calcetines viejos y ponlos sobre las muñequeras.

La anatomía de las muñecas marca una diferencia. Las personas con túneles carpianos naturalmente más pequeños o con huesos carpianos de forma rara son más propensas a desarrollar el síndrome del túnel carpiano.

ESE MOUSE

Acomoda tu lugar de trabajo para que sea ergonómicamente benéfico. Los síntomas del síndrome del túnel carpiano también pueden ser desencadenados por un lugar de trabajo mal diseñado, que no se ajuste al tamaño y dimensiones de tu cuerpo (ergonomía).

Si tu teclado, mouse, escritorio o silla no está adecuadamente acomodados, pueden tensar tus muñecas, al igual que tus hombros, cuello y espalda media. Por lo tanto, asegúrate de que tu teclado esté acomodado de manera tal que tus muñecas estén en una posición neutral al escribir y evita que estén demasiado flexionadas o extendidas.

Considera la posibilidad de comprar un teclado y un mouse ergonómicos, que estén diseñados para reducir la tensión en tus muñecas y manos, y prevenir el síndrome del túnel carpiano.

Pon almohadillas acolchonadas debajo del teclado y del mouse a fin de reducir el impacto en tus manos y muñecas.

Asegúrate de que cualquier herramienta de mano que uses sea del tamaño adecuado para ti. El tamaño y la forma de la herramienta deberían permitirte agarrarla cómodamente.

La mayoría de los casos de síndrome del túnel carpiano se presentan en personas que realizan actividades repetitivas con las manos en su trabajo.

Pin It on Pinterest

Shares

Comparte esta página

Si te gusta este contenido comparte