El 4 de julio, Estados Unidos celebró su Día de la Independencia, pero también sufrió los efectos de un terremoto de magnitud 6.4, provocando el pánico entre sus habitantes por el inminente “Big One”. El poderoso movimiento telúrico tuvo su epicentro a 207 kilómetros al noroeste de Los Ángeles, más concretamente a 15 km al norte de Ridgecrest, y a una profundidad de tan solo 10.7 km. Los californianos que sintieron el enorme terremoto informaron como las casas temblaban. Varios usuarios de las redes sociales dijeron sentir réplicas a 225 kilómetros de distancia. Según el Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS), el terremoto también se sintió a 12 kilómetros.

El pánico se desató entre miles de personas que llamaron a las autoridades por la preocupación de que fuera una advertencia del Big One, el terremoto de magnitud 8 y superior que podría sacudir a California en el futuro. La última vez que terremotos de una potencia similar azotaron el estado de la costa oeste fue el terremoto de San Francisco de magnitud 7.8 en 1906 y el terremoto de 7.9 en Fort Tejon, California central, en 1857. Sin embargo, los geólogos no pueden predecir cuándo se volverá a repetir. Pero ahora una sismóloga advirtió que existe posibilidades de que Big One se produzca en los próximos días.

San Francisco después del terremoto de 1906.





INMINENTE BIG ONE 

California ha vuelto a ser sacudida por un terremoto de magnitud 5.4, justo un día después del terremoto de 6.4 en la ciudad de Ridgecrest. El segundo temblor se produce después de más de 150 réplicas al sur de California. Pero parece ser que podría tratarse de un presagio de inminente catástrofe. La reconocida sismóloga Dra. Lucy Jones, ha advertido que el poderoso terremoto de 6.4 en la escala de Richter no hace que el Big One sea menos probable. Durante una rueda de prensa después del primer terremoto, la Dra. Jones dijo que uno siempre debe estar preparándose para uno grande.

“Hay una probabilidad aproximadamente de 20 de que esta ubicación tenga un terremoto aún mayor en los próximos días, el terremoto más grande de la secuencia”, dijo la Dra. Jones. “Es cierto que esta área será sacudida mucho y algunas de esas réplicas probablemente superarán la magnitud cinco». 

¿POR QUÉ DURÓ TANTO? 

La Dra. Jones confirmó que el terremoto de 6.4 que es el más grande en el sur de California desde 1999. Debido a la gran escala del primer terremoto, el temblor duró alrededor de diez segundos en algunas áreas. La sismóloga explicó por qué el temblor duró tanto y al parecer es en función de la magnitud.

“La duración es cuánto tiempo la Tierra está produciendo energía”, continuó explicando la sismóloga estadounidense. “Los terremotos comienzan en un epicentro, pero ocurren a lo largo de una falla. Y comienzan en un epicentro y rompen la falla. Esa velocidad de ruptura es de tres kilómetros por segundo. Si la falla es de 16 kilómetros, el terremoto está produciendo energía durante cinco segundos.”

El ‘Big One’ es un hipotético terremoto de magnitud 8 o superior que podría ocurrir a lo largo de la falla de San Andrés. Un terremoto de este tipo produciría la devastación para la civilización humana dentro del radio de 80 a 160 kilómetros del epicentro del terremoto, especialmente en áreas urbanas como Palm Springs, Los Ángeles y San Francisco.

Nadie sabe cuándo sucederá el Big One porque los científicos aún no pueden predecir los terremotos con precisión. Sin embargo, algunos científicos creen que el próximo será en al sur de California. La falla de San Andrés pasa por los tres accesos principales de transporte, energía y servicios públicos de California.

Pin It on Pinterest

Shares

Comparte esta página

Si te gusta este contenido comparte