Mario Mairena Martínez
Periodista

Desde los 15 años de edad, sus primas la han llamado para que les cuide a sus hijos y en la búsqueda de un empleo y basándose en esa experiencia. a Itzel Rizo Blandón se le iluminó el foco y con 20 años de edad se dijo: «¡puedo cuidar niños!». 

Así que esta joven matagalpina puso en su muro de Facebook. un aviso de que ofrecía sus servicios como niñera a domicilio con dos números de teléfono, e inmediatamente le comenzaron a llegar mensajes y llamadas de madres pidiéndole referencias, experiencia y por supuesto tarifas.

El anuncio de la niñera a domicilio en la ciudad de Matagalpa.

Itzel dice que cobra 50 córdobas la hora y si llega a un acuerdo puede dejar su tarifa en 150 córdobas la tarde y 200 córdobas la noche. Claro, antes ella verifica si la llamada es de personas serias y no un juego o algo que la pueda poner en peligro. 

UNIVERSITARIA

El aviso de Itzel Rizo Blandón se encuentra en su muro de Facebook y al contactarla por esta red social, brindó sus datos a F5Nicaragua señalando que es estudiante universitaria del cuarto año de Ingeniería Agroindustrial en la Universidad Nacional Autónoma, pero por la situación, solo está recibiendo clases dos días a la semana, así que le surgió la necesidad de trabajar. 

Poco a poco va dejando huella de sus referencias con el cuido de niños.

Dice que su familia es muy numerosa y por supuesto si son nueve hermanos, más los hijos de sus hermanas, entonces manos a la obra y si le salen chavalos malcriados, la receta que tiene es jugar con ellos, hacerlos reír y armarse de mucha paciencia para que la vuelvan a llamar. 

Como experiencia laboral, la única que tiene es haber trabajado en una tienda de Matagalpa, pero fueron sus amistades en las redes sociales las que dieron un gran impulso al recomendarla y regar la noticia de que en La Perla del Septentrión hay una joven niñera que ama mucho a los niños y esa es Itzel Rizo Blandón. 

Uno de los carteles que le han hecho sus amistades.

 

Pin It on Pinterest

Shares

Comparte esta página

Si te gusta este contenido comparte