La condena de 58 años en prisión para la exprimera dama de Honduras, Rosa Elena Bonilla de Lobo (2010-2014), se convirtió en una noticia mediática. Sin embargo, no es la única esposa de un mandatario centroamericano salpicada con delitos de corrupción.

La esposa de Porfirio Lobo recibió sentencia el miércoles pasado de un Tribunal de Tegucigalpa. La justicia dictaminó una pena de 10 años por apropiación indebida de recursos del Estado y seis años por cada uno de los ocho delitos de fraude a los que también fue condenada.

Rosa Elena Bonilla de Lobo cuando era primera dama de Honduras. A su lado, Porfirio Lobo.

Es la primera vez que una exprimera dama del país centroamericano es acusada y condenada a prisión por corrupción, mientras se mantienen pendientes de sentencias: Sandra Torres de Guatemala, Vanda Pigneto exesposa de Mauricio Funes y Ana Ligia Mixco Sol de Saca de El Salvador.

En contexto, aunque el cargo de primera dama no es elegido en las urnas y no posee funciones o un salario, las esposas de los mandatarios son muy influyentes.

UNA POR UNA

La ex candidata presidencial y ex primera dama de Guatemala, Sandra Torres, fue arrestada el pasado 2 de septiembre por su vinculación con un caso de corrupción en su partido en 2015, informó la fiscalía.

Torres, de 63 años, fue detenida en su residencia en un sector exclusivo en la periferia este de Ciudad de Guatemala, declaró Julia Barrera, vocera del Ministerio Público.

Sandra Torres, de exprimera dama y excandidata presidencial en Guatemala a estar detrás de las rejas.

En su último intento por acceder a la presidencia, perdió el pasado 11 de agosto en la segunda vuelta electoral frente a Alejandro Giammattei, del partido Vamos, por 58 a 42 por ciento.

La líder de Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) fue primera dama entre 2008 y 2011, durante la presidencia de Álvaro Colom. Buscó suceder a su esposo, pero no pudo porque la prohibición de reelección consecutiva incluye a los familiares del mandatario. De poco sirvió su divorcio, que no convenció a las autoridades electorales.

EL SALVADOR

Ana Ligia Mixco Sol de Saca, exprimera dama de El Salvador (2004-2009) y esposa de Elías Antonio Saca, es procesada por corrupción en el desvío de 246 millones de dólares. 

Ana Ligia Mixco de Saca en los juzgados.

Vanda Pignato, exprimera dama de El Salvador (2009 -2014). Aunque en el último año de mando se divorció del expresidente Mauricio Funes está bajo arresto domiciliario desde septiembre 2018. Pignato es acusada de pertenecer a la red de corrupción que desvió 351 millones de dólares en la administración Funes, quien huyó hacia Nicaragua donde es protegido por Daniel Ortega.

 

Vanda Pignato al lado de quien la dejó enfrentando sola la justicia, Mauricio Funes.

Pin It on Pinterest

Shares

Comparte esta página

Si te gusta este contenido comparte