¡Reyes magos eran iraníes!

El único indicio de la existencia de los Reyes Magos aparece en el Evangelio de Mateo, Cap. 2 versículos del 1 al 12. «»Unos Magos que venían de Oriente llegaron a Jerusalén preguntando: ‘¿Dónde está el rey de los judíos recién nacido? Porque hemos visto su estrella en el Oriente y venimos a adorarlo»». Por extraño que parezca, ninguno de los otros tres evangelistas los nombran, sobre todo llama la atención que Lucas no lo haga ya que según se dice escribió su evangelio y «»Los hechos de los Apóstoles»» que la virgen María le platicó directamente.

Pero la historia muestra que más que reyes y magos que venían de tres continentes diferentes, Europa, Asia y África, ellos eran hombres sabios con conocimientos en astronomía que provenían del Oriente, probablemente de Persia, lo que hoy sería Irán.

Existen relatos que hablan de la posibilidad de que hayan sido no tres sino cuatro y posiblemente hasta doce reyes que visitaron a Jesús, sin embargo, la historia más conocida indica que lo más probable es que hayan sido solo tres por el número de regalos que presentaron a los padres de Jesús en el pesebre. Incienso por ser dios; oro por ser rey; y mirra por ser hombre, tres diferentes elementos cuyo valor comercial en aquellos días era muy alto.

La palabra mago procede del persa «»mogu»», que significa «»el que observa y estudia los astros»». Dichas palabras parecen provenir a su vez de la palabra «»magu»», nombre dado a los sacerdotes persas en la religión zoroástrica.

Los persas eran grandes estudiosos de los astros.

Se podría decir que eran una especie de astrónomos con una fuerte influencia de tratar de interpretar algunos símbolos en el cielo. Los judíos, que sufrieron del destierro en Babilonia, conocieron la categoría de «»magos»» de dichos sacerdotes persas, lo cual podría dar lugar a que san Mateo los denominara de dicha forma.

La leyenda dorada de los Reyes Magos nació en el siglo IV de nuestra era. Se encuentra en el Opus imperfectum in Mattheum redactado en latín por un escriba iraní cristiano.

Primera imagen de los reyes magos con indumentaria persa.

Para la inocencia e ilusión de los niños, los Reyes Magos se vienen acercando y se les puede ver simbolizados en el cinturón de Orión sobre las estrellas Alnilam, Alnitak y Mintaka.

*GOOGLE LE RINDIÓ HOMENAJE

*EL CALENDARIO MÁS EXACTO

Omar Khayyam nació en Nishapur, entonces capital selyúcida de Jorasán, actual Irán, el 18 de mayo de 1048 y falleció el 4 de diciembre de 1131 de la era cristiana. Fue un hombre con un espíritu único y una mente avanza para su tiempo que disfrutó de los placeres de la vida y del conocimiento humano.

Estudió matemáticas y astronomía; reformó el calendario musulmán, cultivó el derecho y las ciencias naturales; pero su gran pasión fue descubrir los misterios del universo, las pasiones humanas y la existencia misma.

Una de las grandes transformaciones que realizó Omar Khayyam y tal vez la más sorprendente, fue con respecto al calendario zoroástrico, que los persas habían conservado tras la islamización de Persia debido a su exactitud, pero las investigaciones realizadas en materia del tiempo y las tablas astronómicas, le permitieron corregir un error en la medición de los días.

Con una precisión sorprendente, para el nuevo calendario que se llamó yalalí por orden de Malik Shah I (quien también se llamaba Yalaledín), Jayam calculó la duración del año con una exactitud pasmosa y con un margen de error de un día en 3770 años, menor aún que el del calendario gregoriano que es de un día en 3330 años, que se comenzó a usar en Europa desde el 15 de octubre de 1582.

De esta manera, el calendario yalalí se implantó el 15 de marzo de 1079 y es el calendario empleado actualmente en Irán y Afganistán.

Pin It on Pinterest

Shares

Comparte esta página

Si te gusta este contenido comparte