Selfie la llevó a la muerte

Una más y ya son más de 500 los que han perdido la vida, haciéndose selfies.

La modelo e influencer inglesa Madalyn Davis, de 21 años, murió el pasado domingo tras caer por un acantilado de 30 metros de altura mientras intentaba hacerse un autorretrato sentada al borde de un precipicio en Sydney (Australia).

El luctuoso suceso se produjo a las 6.30 horas del pasado domingo 10 de enero de 2020, después de estar en una fiesta cuando la víctima y sus amigos decidieron ir a los acantilados de Diamond Bay, un lugar muy famoso, para ver amanecer y hacer fotos y selfies.

Los acantilados de Diamond Bay en Australia.

Y precisamente mientras Davis se hacía uno, cayó al vacío cayendo su cuerpo sobre rocas afiladas.

Sus acompañantes pidieron ayuda con el fin de que pudiera ser rescatada.

La bella Madalyn Davis se fue de este mundo por tomarse un selfie.

La bella, nacida en Lincoln (Reino Unido), hacía un año que vivía en dicha ciudad australiana, donde había emprendido una nueva vida.

En Nicaragua, los lugares más escogidos y en los cuales se deben tomar medidas de precaución para hacerse selfies son: el mirador del volcán Masaya y el Mirador del Cristo de la Misericordia en San Juan del Sur. 

Pin It on Pinterest

Shares

Comparte esta página

Si te gusta este contenido comparte