Las interrogantes del crimen de Joseling

En una conferencia de prensa a la que solo dejaron entrar a los medios oficialistas que no preguntan nada, la Policía Nacional dio por esclarecido el crimen de la adolescente Joseling Katalina Romero Pineda, pero con muchas dudas en el ambiente.  Y si el canal 10 presenta imágenes de la conferencia, es porque las obtienen del canal 2 ya que es el mismo dueño.

Te puede interesar para entender esto:

Las dos caras de «El Fantasma»

Primero, la Policía dice que a la menor de edad le dieron con un maneral en la cabeza y que se encontraron manchas de sangre y cabello en el asiento delantero, o sea si la muchacha iba en el asiento delantero, cómo José Martín Ocampo Aburto le pudo haber dado en la cabeza, tomando en cuenta que el carro es un Kia Picanto los que tienen poco espacio en la parte delantera.

 ¿Será que hubo otra u otras personas involucradas que iban en el asiento trasero? Esa es una pregunta sin respuesta, lo mismo el por qué ocupan una piedra con manchas de sangre si dicen que le dieron en la cabeza con el maneral del vehículo. ¿Será que sobre la piedra tiraron el cadáver de la muchacha o con la piedra también le dieron golpes?

 Otras preguntas sin respuestas es cómo era posible que un sujeto con antecedentes de violación y tráfico de drogas anduviera manejando un taxi de servicio público y si andaba de cadete, dónde está el dueño del vehículo que no pidió antecedentes penales antes de darle un taxi.

Imagen presentada por un canal oficialista. A la derecha (inserto) lo que el sistema judicial registra como antecedentes: droga y hay otro caso de familia, no hay registro del delito de violación como asegura la Policía.

MOTIVO Y RUTA DE LA ADOLESCENTE

 Joseling el sábado iba con rumbo al Instituto Filemón Rivera de Chinandega, donde tendría su último encuentro de un curso preparatorio porque el jueves próximo tendría su prueba de admisión en la Universidad Nacional Autónoma (UNAN).

 La adolescente salió temprano de su casa ubicada en la Colonia Marvin Salazar con rumbo al mercado de Chichigalpa, donde se encuentra la terminal de buses y para tal fin abordó el taxi marca Kia, placas CH 1184, color rojo, que era conducido por José Martín Ocampo Aburto.

La ruta que llevaba Joseling y hacia donde la llevaron.

Según la Policía, la muchacha fue atacada dentro del taxi y su cuerpo lo fueron a dejar hasta la comarca Pellizco Central, ubicada a siete kilómetros de Chichigalpa.

 Fue la familia de Joseling la que lanzó la alerta cuando en horas de la noche del sábado no sabían nada del paradero de quien su cuerpo sin vida fue encontrado tirado en un lugar abandonado, mientras el tío de la ahora occisa, Fernando Martín Jirón, exige que los dueños de taxis deben saber a quién contratan para dar ese servicio a la población.

Pin It on Pinterest

Shares

Comparte esta página

Si te gusta este contenido comparte