Ostia ya no será puesta en la boca

Por el coronavirus también orientaron no darse el saludo de la paz

Las conferencias episcopales de México y de Costa Rica han tomado medidas ante la propagación de coronavirus. Mientras en el país azteca los afectados suman cinco, en la nación vecina del sur ya hay una persona sospechosa internada. 

Las medidas que han orientado las autoridades católicas de ambos países es suprimir el saludo de la paz en las misas y que la ostia sea entregada en la mano y no puesta en la boca de los feligreses, la que deberá consumirse frente al sacerdote. 

La ostia ahora es entregada en la mano.

En un comunicado, el presidente de la Conferencia Episcopal de México, Rogelio Cabrera López, señaló además que los sacerdotes que brinden la comunión a los fieles católicos deberán desinfectarse las manos con gel antibacterial.

El arzobispo de Monterrey llamó a la población a mantener medidas preventivas y de higiene personal sin caer en pánico.

“Es importante que en la vida cotidiana cada uno de nosotros de manera responsable tomemos las precauciones necesarias”.

Indicó que no hay que llegar al pánico o la preocupación excesiva y escuchar las indicaciones de las autoridades de Salud.

De igual manera en Costa Rica, el arzobispo de San José, José Rafael Quirós Quirós, orientó a los sacerdotes de su jurisdicción eclesiástica al acoger una recomendación girada por el Ministerio de Salud.

“A partir de hoy y hasta nueva indicación, en la Arquidiócesis de San José, la sagrada comunión debe distribuirse y recibirse únicamente en la mano”, señaló Quirós.

También giró instrucciones para otras tradiciones dentro de la iglesia Católica. “El saludo de la paz se realizará mediante un gesto fraterno, no darse la mano o tocarse la cara. Además, tener en cuenta que según las normas litúrgicas, durante la Cuaresma se puede omitir el saludo de la paz”, señaló Quirós.

En México y en Costa Rica dijeron no al saludo de la paz.

Los obispos Gabriel Enrique Montero (San Isidro), José Manuel Garita (Ciudad Quesada) y Bartolomé Buigues (Alajuela) ya emitieron directrices similares en sus respectivas regiones administrativas.

Las autoridades eclesíasticas recomiendan seguir el protocolo de estornudo y lavarse las manos antes de asistir a misa y al llegar a casa. También exhortan a las administraciones de los templos a garantizar el jabón en los baños.

El ministro de Salud de Costa Rica, Daniel Salas Peraza, comunicó a la Conferencia Episcopal y a la Alianza Evangélica que deben garantizar el cumplimiento de esas medidas en sus templos.

Dichas disposiciones se sumaron a las emitidas a la población en general, como evitar los saludos de beso, los abrazos y los apretones de mano

Pin It on Pinterest

Shares

Comparte esta página

Si te gusta este contenido comparte