COPIA AL CARBÓN

*La ley de «regulación de agentes extranjeros» del orteguismo es igual a la que Vladimir Putín utiliza para reprimir

*En Rusia, en el 2012 el objetivo fueron los ONG y en el 2019 los periodistas y medios de comunicación

El jueves 21 de noviembre del 2019, la Duma estatal de Rusia aprobó la tercera y final lectura de una nueva ley que amplía el alcance de la controvertida ley de “agente extranjero” del país.

La primera mención de la ley fue en 2012, y presentó el término “agente extranjero” para referirse a ONG que reciben financiación extranjera. Es un término capcioso en ruso, con fuertes asociaciones con espionaje.

Analicen las coincidencias de lo que pasa en Rusia y lo que hace el régimen Ortega-Murillo en Nicaragua:

En noviembre de 2017, organizaciones de medios masivos fueron calificadas como “agentes extranjeros” si recibían financiamiento del extranjero. La medida llega poco después de que las autoridades de Estados Unidos hicieron que Russia Today (RT), medio de noticias financiado por el Estado, se registrara como “agente extranjero”. Desde entonces, las autoridades rusas ha declarado a varias organizaciones como “agente extranjero”, como la Fundación Anticorrupción del político opositor Alexey Navalny en octubre de 2019.

Las recientes enmiendas amplían la definición de “agente extranjero” a las personas, a discreción del Ministerio de Justicia, que ya tiene listas en línea de medios de comunicación y ONG que son “agentes extranjeros”. También obligan a toda organización de medios reconocida como “agente extranjero” a primero constituir una entidad legal rusa para operar en el país, y exigen a las personas a declarar públicamente su condición y someterse a intensos requisitos de informes financieros. Las sanciones por el incumplimiento son duras, incluyen sentencias de prisión de hasta dos años y multas de hasta cinco millones de rublos (cerca de 80 000 dólares).

Tres días antes, diez ONG internacionales suscribieron una carta abierta en la que denuncian la nueva ley como una amenaza a la libertad de expresión en Rusia.

¿CÓMO RECONOCEN LAS AUTORIDADES RUSAS A UN AGENTE EXTRANJERO?

El texto de las enmiendas, agregadas a las leyes federales de información y telecomunicaciones, no sugieren criterios consistentes. Los agentes extranjeros son “personas que difunden mensajes impresos, audiovisuales u otros mensajes o material (incluido el uso de internet) pensado para un círculo potencialmente ilimitado de personas, reciben dinero y otra propiedad de estado extranjeros, sus instituciones, organizaciones internacionales y extranjeras, ciudadanos extranjeros, apátridas y sus agentes, y entes legales rusos que reciben dinero u otra propiedad de fuentes indicadas”.

Funcionarios estatales han destacado que la ley no es motivo de preocupación. El 12 de noviembre, Andrei Klimov, presidente de la comisión del Consejo de la Federación para proteger la soberanía estatal de las leyes de “agentes extranjeros”, dijo a la agencia de noticias TASS que la “nueva ley difiere de la anterior solamente en su detalle”, y enfatizó que nadie se vuelve “agente extranjero” solamente por recibir un pago internacional. Se requeriría “constante colaboración” con organizaciones ya reconocidas como agentes extranjeros, explicó Klimov.

“En mi opinión, esto afectará a 20 o 30 personas en todo Rusia”, dijo. En comentarios al diario oficial gubernamental Rossiyskaya Gazeta en octubre, Klimov enfatizó que la ley “no afectaría a quienes se escriban entre sí en medios sociales”, y justificó su implementación por referencia al caso de Maria Butina, ciudadana rusa deportada de Estados Unidos acusada de trabajar como “agente extranjera” para Moscú.

Pero el 13 de noviembre, Leonid Levin, presidente del comité de la Duma estatal para política de información y comunicaciones, dijo a TASS que los periodistas que trabajan para medios de comunicación considerados “agentes extranjeros” podrían ser catalogados también como “agentes extranjeros” si su trabajo abarca la “situación sociopolítica”. Klimov también confirmó en el mismo artículo que la actividad política sería el factor de clasificación.

LEYES RESPONDEN A PROTESTAS CIUDADANAS 

Estas leyes vienen en un momento altamente cargado en la sociedad rusa, luego de protestas masivas y la institución de una “internet soberana“. Por lo tanto, hay indicadores de que nuevas leyes referidas a la libertad de expresión están empezando a irritar a muchos rusos. Una encuesta realizada por el Centro Levada en octubre de 2019 y publicada el 20 de noviembre mostró que el porcentaje de rusos que cree que la libertad de expresión es uno de los derechos más importantes para todos los ciudadanos aumentó del 34 % al 58 % en los dos últimos años.

En medio de la acalorada discusión sobre la ley en línea, ha resurgido el meme “но иностранный агент все равно ты” (de todas maneras, eres tú quien es el agente extranjero). Es un recurso popular a la luz de las revelaciones frecuentes sobre los lujosos inmuebles de funcionarios rusos en Europa. Por ejemplo, el último video de investigación de Alexey Navalny, referido a la propiedad en Montenegro del fiscal general de Moscú, Denis Popov, fue titulado la “vida secreta de un agente extranjero”.

 

ATAQUE A LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

Con respecto a la ley que fue adoptada sobre ciudadanos como agentes extranjeros. Es una sensación muy inusual cuando las autoridades de tu hogar natal aprueban toda una ley dirigida explícitamente a ti.

Aleksandr Plyushchev

Bloquero ruso

Si miras el texto de la ley, descubrirás que si a los agentes extranjeros les gusta y reproducen artículos de medios de comunicación de agentes extranjeros es una manera de terminar en la lista de “agentes extranjeros”.

Mika Velikovskiy

Periodista ruso

¿Se volverá insoportable la vida de los agentes extranjeros? Se verán obligados a etiquetar sus publicaciones en ese sentido (lo que es humillante, por supuesto) y presentar declaraciones sobre sus ingresos.

Dmitry Kolezev

Periodista ruso

Pin It on Pinterest

Shares

Comparte esta página

Si te gusta este contenido comparte