El misterioso aborto de Marilyn Monroe

El misterioso aborto de Marilyn Monroe

El misterioso aborto de:

MARILYN MONROE

Marilyn Monroe continúa siendo una fuente de interés para periodistas y escritores. La diva de Hollywood que falleció hace casi medio siglo, inspiró una nueva biografía que indaga aspectos de su vida que hasta ahora habían sido poco explorados.

Entre algunos aspectos que han llamado la atención del libro «Norma Jean: The life of Marilyn Monroe» de Fred Lawrence Giles, está el hecho de que la estrella se habría sometido a un aborto de forma anónima en julio de 1962, poco antes de quitarse la vida.

Marilyn Monroe y John F. Kennedy, un romance que dio mucho de qué hablar.

Giles recoge testimonios del entorno de Monroe, como de dos de sus maridos, otros escritores y directores que la conocieron.

En un adelanto del texto, publicado en exclusiva por The Daily Beast, da a entender que el hijo que esperaba podría haber sido fruto de una relación con el entonces presidente de Estados Unidos, John Fitzgerald Kennedy, o del hermano de él, Robert Bobby Kennedy.

«Durante todo el mes de julio, Marilyn hizo frecuentes llamadas telefónicas al edificio de justicia de Washington, y cuando Bobby estaba fuera de la oficina, su secretaria, Angie Novello, hablaba con ella», señala el libro.

Ese tiempo, que fue su último mes de vida, también se juntó en una ocasión con Jose DiMaggio, que creía que podía volver a tener algo serio con ella de nuevo, y con Frank Sinatra. Además realizó un par de sesiones fotográficas y concedió algunas entrevistas en las que dejaba entrever la poca importancia que le daba a la fama.
Uno de los publicistas de la oficina de comunicaciones que trabajaba junto a Marilyn, afirmó que el 20 de julio Marilyn ingresó en el Hospital Cedars of Lebanon, situado en pleno Hollywood, con un seudónimo.

«El ayudante de prensa se quedó en shock. Si Marilyn estaba embarazada de verdad, su estado mental debía ser inimaginable», relata el texto. «Habían pasado tres meses desde su último encuentro íntimo con el presidente Kennedy y solo unas semanas desde la última vez con su hermano. Habría sido fácil asumir que el bebé que abortó era un Kennedy, pero también estuvo viéndose con otros hombres en primavera y verano», añade.

Mel Gibson y Rosalind Ross salieron con mascarillas

Mel Gibson y Rosalind Ross salieron con mascarillas

Mel Gibson y Rosalind Ross salieron con mascarillas

Mel Gibson y su novia Rosalind Ross hicieron un viaje a la tienda de comestibles mientras se adhirieron al mandato del condado de Los Ángeles de usar cubiertas para la cara que entró en vigencia la semana pasada.

La pareja fue vista justo cuando salían de la tienda cogidos del brazo.

La estrella de Braveheart, de 64 años, empujó un carrito que tenía varias bolsas de comestibles y suministros cuando su amada, de 29 años, optó por quitarse la máscara protectora en el paseo hacia su automóvil.

Mel Gibson y Rosalind Ross al salir de un supermercado.

La pareja ha estado junta desde 2014 y dio la bienvenida a su primer hijo en 2017.

Su hijo, Lars Gerard, es el noveno hijo del director y actor y el primero de Ross.

Ross fue la primera relación seria de Gibson desde su separación muy pública con Oksana Grigorieva en 2011 que se vio empañada con acusaciones de alcoholismo y acusaciones de abuso doméstico.

Mel Gibson con su anterior pareja, Oksana Grigorieva.

Gibson comparte una hija con Grigorieva y siete hijos con su ex esposa Robyn Moore.

Robyn Moore, la primera esposa de Mel Gibson.

Se requiere que los residentes del condado de Los Ángeles se cubran la cara con la nariz y la boca mientras estén dentro de negocios esenciales.

Son opcionales cuando las personas salen a correr o caminar solitarias, siempre que mantengan una distancia social adecuada de los transeúntes.

Mel Gibson, de 64 años, y su novia Rosalind Ross, de 29 años, caminan del brazo durante una carrera de comestibles en Los Ángeles.

Ex chica Bond se recupera del coronavirus

Ex chica Bond se recupera del coronavirus

EX CHICA BOND

SE RECUPERA DEL CORONAVIRUS

Hace algunos días, la modelo y actriz Olga Kurylenko reveló que se contagió de coronavirus. Sin embargo, tras someterse al tratamiento médico y cuarentena, sus síntomas han desaparecido.

Según contó en su cuenta de Instagram, la propia ex ‘Chica Bond’ de la película Quantum of Solace, ella se encuentra totalmente recuperada. Incluso pudo celebrar junto a su hijo el ‘Día de la Madre’ en su casa en Reino Unido.

“¡Feliz día de la madre! PD. Me he recuperado por completo”, escribió inicialmente la artista franco-ucraniana.

Posteriormente, Kurylenko relató a sus seguidores los síntomas que tuvo que enfrentar en estos días de aislamiento.

“Para recapitular: durante una semana me sentí bastante mal y estaba mayormente en cama, durmiendo, con fiebre alta y fuerte dolor de cabeza. La segunda semana, la fiebre había desaparecido, pero apareció una tos leve y me sentí muy cansada. Al final de la segunda semana me sentí totalmente bien. La tos casi desaparece, aunque sigo tosiendo por las mañanas, ¡pero desaparece por completo por el día! ¡Estoy bien! Y ahora estoy disfrutando este tiempo para reflexionar sobre muchas cosas y pasar mi tiempo con mi hijo», escribió.

 

Un himno en la lucha contra el coronavirus

Un himno en la lucha contra el coronavirus

UN MISMO CORAZÓN

UN HIMNO EN LA LUCHA CONTRA EL CORONAVIRUS

La cantante Marta Sánchez era una más de los millones de españoles que desperaban durante el confinamiento por el estado de alarma, tratando de encontrar cosas útiles que hacer con su tiempo libre. Y esa cosa llegó en forma de inspiración para componer una canción y de mover a decenas de amigos famosos para que la apoyaran.

Y es que son muchos los artistas que en estos días están componiendo canciones para recaudar fondos para la lucha contra la COVID-19 y la última en unirse ha sido ella, que este viernes ha lanzado la canción Un mismo corazón, con la colaboración de un centenar de personalidades.

Los derechos de autor que genere irán destinados a la Fundación Starlite y en concreto a conseguir 20.000 mascarillas y 3.000 tests de cara a la salida del confinamiento, según informa hoy la artista en un comunicado.

MÁS DE CIEN ARTISTAS

La canción va acompañada de un videoclip en el que han participado más de cien artistas y rostros conocidos como Ainhoa Arteta, Álvaro Soler, Ana Mena, Ana Torroja, Anne Igartiburu, Boris Izaguirre, Carlos Baute, Chenoa, Coti, David Bisbal, David Bustamante, David de María, Diana Navarro, Edurne, Gisela, Jon Kortajarena, José Mercé, Mónica Naranjo, Nacho Cano o Terelu Campos, entre otros muchos.

«Fue como una inspiración divina, como si millones de corazones me estuvieran susurrando al oído… Sentí realmente que todos somos parte de algo mucho más grande que nosotros mismos, todos somos un mismo corazón», señala Marta Sánchez.

La cantante asegura que al principio pensó que sería incapaz de grabarla desde su casa por la falta de medios técnicos y que finalmente la ha cantado a través de un móvil, sin micrófono.

«Componer y producir un tema a distancia con mi pianista Adrián Solla, cada uno confinado, sin estudio ni mis músicos, en cualquier momento de mi carrera hubiese sido impensable, pero en los momentos en que la vida te reta, es cuando sale nuestra fortaleza», subraya.

La letra ha sido compuesta conjuntamente por Sánchez y Carlos Toro, letrista de muchos de sus éxitos como Desesperada, De mujer a mujer o Amor Perdido y pretende ser un mensaje de «amor y esperanza, que también habla de miedos, silencio y dolor».

 

The Beatles: Hace 50 años terminó el sueño

The Beatles: Hace 50 años terminó el sueño

THE BEATLES

El fin de un sueño cumple 50 años

El 10 de abril de 1970 los diarios británicos titulaban en sus portadas que McCartney dejaba los Beatles, lo que inmediatamente se interpretó como el anuncio oficial de la separación del grupo

«Yo no dejé a lo Beatles, pero nadie quiere ser el que dice que la fiesta ha terminado», se defendía Paul McCartney tras anunciar, hace ahora 50 años, el final del grupo más grande de la historia. Sus compañeros siempre le reprocharon que lo hubiera hecho sin contar con ellos a través de un comunicado enviado a la prensa para promocionar su primer disco en solitario.

En realidad los cuatro Beatles llevaban sin trabajar juntos desde el 20 de agosto de 1969, día en que concluyeron la grabación del álbum «Abbey Road». «Pero no dijimos: ‘Vale, se ha acabado, último disco, última canción, ultima toma'», recordaba en su día Ringo Starr, para quien «siempre existía la posibilidad» de que los Beatles hubieran seguido juntos.

George Harrison, Paul McCartney, Ringo Starr y John Lennon cruzan el paso de cebra de Abbey Road el 8 de agosto de 1969.

Hasta que McCartney, con motivo de la publicación de su debut en solitario, distribuyó una nota de prensa que incluía una serie de preguntas y respuestas. En ellas hablaba de su «ruptura» con los Beatles y descartaba volver a trabajar con el grupo.

El 10 de abril de 1970 los diarios británicos titulaban en sus portadas que McCartney dejaba los Beatles, lo que inmediatamente se interpretó como el anuncio oficial de la separación del grupo, cuyos miembros estaban por entonces inmersos en varias batallas internas en las que Paul se había quedado solo frente a los otros tres.

McCartney se había opuesto -y el tiempo le dio la razón- a que Allen Klein, un «tiburón» que había trabajado antes como mánager de los Rolling Stones, se convirtiera en representante del grupo. Después criticó públicamente el trabajo que el productor Phil Spector hizo con las grabaciones del álbum «Let It Be» -una de las grandes controversias artísticas de los Beatles-. Y tampoco se mostraba de acuerdo con que su disco en solitario se publicara después del de Ringo y de «Let It Be».

Portada, contraportada e interior del último LP de Los Beatles.

En ese clima de enfrentamiento, Paul decidió que había llegado el momento de compartir con «todo el mundo» la cruda realidad de que los Beatles no existían como grupo desde hace meses, en concreto desde el momento en el que, según McCartney, John Lennon había dicho a sus compañeros: «lo dejo».

Y es cierto que Lennon, que por entonces ya había comenzado a actuar y publicar por su cuenta junto a Yoko Ono, ni siquiera estuvo presente en la última sesión de grabación de los Beatles, que reunió el 4 de enero 1970 a los otros tres miembros del grupo para terminar las canciones que acabarían formando parte del álbum «Let It Be», publicado finalmente en el
mes de mayo.

UNA EXCLUSIVA MUNDIAL QUE NADIE VIO

Pero no era la primera vez que Paul McCartney revelaba públicamente que los Beatles habían terminado. Ya lo había hecho unos meses antes, en noviembre de 1969, en una entrevista a la revista Life desde su granja de Escocia. Sorprendentemente, el anuncio pasó desapercibido para los periodistas de la revista y para el mundo en general.

John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr.

Lo cuenta Tom Doyle en su libro «Man On The Run. Paul McCartney in the 70’s». Dos reporteros de Life encuentran al beatle en su retiro escocés y finalmente consiguen hablar con él. En la conversación, el músico declara que «el asunto de los Beatles se ha terminado», que el grupo «ha estallado» por culpas propias y ajenas.

Arrastrada por el rumor que circulaba en aquellos días de que McCartney había fallecido y que su muerte se mantenía en secreto, Life tituló su reportaje: «El caso del beatle desaparecido: Paul está aún entre nosotros». La sensacional exclusiva mundial quedó relegada a un párrafo que nadie leyó con la atención suficiente.

«EL SUEÑO SE HA ACABADO» 

El anuncio de McCartney publicado el 10 de abril tuvo, entonces sí, un efecto demoledor sobre el público y sus propios compañeros, que apenas podían disimular su malestar por el modo en el que se había comunicado el final del grupo. Este sentimiento perduraba veinticinco años después, cuando McCartney se reunió con George y Ringo para contar la
historia del grupo en el proyecto documental «Anthology».

Bastaba escuchar a George Harrison: «Paul intentó aprovecharse un poco de la situación. Mientras los demás nos limitábamos a aceptar el hecho de que nos habíamos separado, él
sacó partido: ‘Oh, acabo de sacar mi álbum. Y por cierto, se me olvidaba, The Beatles se han separado».

Tras el anuncio de McCartney, John Lennon intervino públicamente para reclamar su protagonismo en la creación y disgregación del cuarteto: «Yo formé el grupo y yo lo disolví. Así de sencillo. Mi vida con The Beatles se había convertido en una trampa».

A Lennon le corresponde, sin ninguna duda, la autoría del mejor epitafio del grupo. «Fue maravilloso y se ha acabado. Así que, queridos amigos, solo nos queda seguir adelante. El sueño se ha acabado».

10 curiosidades de la película Ben Hur

10 curiosidades de la película Ben Hur

10 curiosidades de la película Ben Hur

Recordamos algunas de las más sorprendentes curiosidades que nos dejó el film de 1959 protagonizado por Charlton Heston y dirigido por William Wyler y que es una de las películas estelares en Semana Santa. 

William Wyler, director por revancha

Cuando se le ofreció a William Wyler la oportunidad dirigir ‘Ben-Hur’, el cineasta se negó. El guion no le parecía gran cosa. Pero algo le hizo cambiar de idea: su rivalidad con el también director de cine Cecil B. DeMille, responsable de películas como ‘Los 10 mandamientos’. Fue precisamente por ofrecer una contrapartida a este film que Wyler terminó encontrando el guion interesante. Dos grandes producciones de género bíblico para medir a dos grandes directores del cine clásico.

Charlton Heston no fue la primera opción

Aunque ahora nos cuesta imaginarnos un ‘Ben-Hur’ sin Charlton Heston en el papel protagonista, hubo un tiempo en que él no fue ni siquiera considerado para el papel. Pero el destino es caprichoso, y otros grandes nombres rechazaron el papel: a Burt Lancaster le pareció una historia aburrida y que trataba el Cristianismo de forma despectiva, mientras que a Paul Newman le preocupaba que no tuviera buenas piernas para el ‘outfit’ romano. Marlon Brando, Rock Hudson, Kirk Douglas y hasta Leslie Nielsen fueron considerados para el papel antes que Heston, que fue quien finalmente se llevó el gato al agua.

Relaciones homoeróticas nunca confirmadas

Según afirmó uno de los revisores del guion de Karl Tunberg, él mismo se encargó de insertar un subtexto homoerótico en la amistad que mantenían en la película Ben-Hur y Messala. Así, justifica, el hecho de que Messala se vuelva en contra de su amigo responde directamente a un affaire del corazón. Este hombre, llamado Gore Vidal, cuenta además que le presentó la idea a Wyler, y que este aceptó con la condición de mantenerlo en secreto para Charlton Heston. En sus memorias, el actor negó estas aportaciones de Vidal al guion. Juzguen ustedes mismos.

Miles de extras y duro entrenamiento

Cerca de 10.000 extras formaron parte de ‘Ben-Hur’. Unos 78 caballos fueron importados de Yugoslavia y Sicilia. Para la escena de las cuádrigas, Charlton Heston estuvo semanas en un duro entrenamiento, pues en la mayoria de los momentos de esa escena son los verdaderos actores los que dirigen a los caballos.

Cifras de superproducción

Los datos sobre el rodaje de ‘Ben-Hur’ dejan unas cifras de infarto: un millón de accesorios, 100.000 disfraces y 300 sets construidos especialmente para la película, que costaron más de un millón de libras. Toda esta parafernalia no sólo sirvió para rodar una de las mejores películas de la historia del cine, sino que se convirtió también en casi un parque de atracciones. Recibieron hasta 25.000 visitas al set, incluyendo nombres como Audrey Hepburn o Kirk Douglas.

La gran escena

Si hay una escena que todos recordaremos siempre de ‘Ben-Hur’, esa es la de la carrera de cuádrigas. La lucha entre Judá y Messala en la arena. Para esa secuencia, el equipo de producción construyó el escenario más grande jamas construido hasta la fecha. Todo para recrear un estadio romano real, situado en Jerusalén, que supuso uno de los gastos mas costosos del rodaje. Incluso la arena fue importada de México, con un coste millonario. Tardó cinco semanas en rodarse, a lo largo de tres meses.

¿Quién es Jesucristo?

Como habrán comprobado al ver la película, la cara de Jesucristo nunca aparece en pantalla, e incluso el actor no está acreditado en los títulos finales del film. Su nombre era Claude Heater, y era un cantante de ópera americano que los directores descubrieron en un concierto en la ciudad de Roma.

 

El león no rugió

En todas las películas de la Metro Goldwyn Mayer (MGM), aparece un león al inicio que ruge para dar comienzo a la película. Esta ‘major’ de Hollywood cedió ante Wyler, que no estaba dispuesto a combinar la primera escena del film con ese sonido. ‘Ben-Hur’ fue a única película que no incluyó el famoso rugido en su entrada, sino que simplemente apareció la imagen silenciada.

 

Taquillazo instantáneo

La película alcanzó los 147 millones de dólares en sus primeros días. Por aquel entonces, se convirtió en la segunda película más taquillera de la hsitoria, sólo superada por ‘Lo que el viento se llevó’. Por esto fue, además, la gran salvadora de la MGM, que rozaba la bancarrota. Después del estreno, la película siguió generando beneficios a través del merchandising: libros, juguetes, dulces, perfumes, joyas…

 

Récord imbatido de Oscars

Aún hoy, ‘Ben-Hur’ sigue teniendo entre sus logros el de la película más oscarizada, incluyendo mejor película, director, actor principal y secundario, entre otros. No es la única: ‘Titanic’ y ‘El señor de los anillos: El retorno del rey’ ganaron muchos años después el mismo número de estatuillas, pero nunca ninguna película ha consguido más allá.

 

Pin It on Pinterest