Nadie quiere recibir a dos cruceros con casos de coronavirus

Nadie quiere recibir a dos cruceros con casos de coronavirus

Nadie quiere recibir a dos cruceros con casos de coronavirus

Uno de ellos es el Rotterdam que estuvo en Nicaragua el 4 de marzo

El presidente de la línea de cruceros Holland America, que opera dos barcos que llevan a bordo a cuatro fallecidos y decenas de enfermos aparentemente por coronavirus, advirtió ayer que más personas podrían morir si no son autorizados a atracar en el estado estadounidense de Florida.

“Ya murieron cuatro pasajeros y temo que haya más vidas en riesgo”, escribió Orlando Ashford, presidente de Holland America, en una carta abierta al diario local Sun Sentinel.

“Estas son almas desafortunadas que quedaron involuntariamente atrapadas en las restricciones de salud, políticas y fronteras que barrieron rápidamente el mundo”, añadió.

“Las naciones se han enfocado con toda razón en la crisis de COVID-19 que están padeciendo”, dijo Ashford. “Pero le han dado la espalda a miles de personas que quedaron a la deriva en el mar”.

“¿Qué ha pasado con la compasión y la solidaridad con el vecino?”

El barco “Zaandam” de la Holland America tenía previsto atracar en Fort Lauderdale el 7 de abril al término de un crucero de un mes.

Pero tuvo un brote de coronavirus a bordo y varios puertos latinoamericanos le cerraron las puertas. La semana pasada, zarpó desde California un buque hermano, el “Rotterdam”, para proveer ayuda y suministros al “Zaamdam” y separar a los pasajeros en dos barcos.

El crucero Rotterdam cuando estuvo en Corinto, Nicaragua.

Cientos de pasajeros aparentemente saludables fueron entonces transferidos al “Rotterdam” y ambos barcos recorrieron el Canal de Panamá durante el fin de semana rumbo a Fort Lauderdale, 50 Km al norte de Miami, adonde podría llegar el miércoles de noche o el jueves.

Pero las autoridades de Fort Lauderdale rechazan la idea y el gobernador de Florida, Ron DeSantis, afirmó el lunes que no quería que las personas contaminadas de los barcos fueran “desechadas” en este estado del sureste y ofreció en cambio enviar personal médico.

Su principal argumento es que los condados de Miami y Broward, donde está Fort Lauderdale, concentran el 60% de los más de 6,000 casos de coronavirus del estado y necesita los equipos hospitalarios para atender a sus residentes.

El estado no puede permitirse “que personas que ni siquiera son de Florida sean desechadas aquí al sur de Florida para que usen nuestros valiosos recursos”, dijo DeSantis.

El síndrome “no es mi problema”

Entretanto, William Burke, vicepresidente de la corporación Carnival -que opera Holland America-, exponía este martes frente a la Comisión del Condado de Broward una propuesta de plan de acción para el eventual desembarco de pasajeros y tripulantes.

Propuso trasladar en vuelos a Europa y a la costa oeste de Estados Unidos a los viajeros que no presentan síntomas, muchos de los cuales viajan actualmente en el “Rotterdam”, y continuar atendiendo a bordo del “Zaandam” a los que están enfermos, hasta que se recuperen.

“Tenemos varios ventiladores, oxígeno extra, tenemos el equipo adecuado”, dijo a los comisionados. Señaló que también cuenta con médicos y enfermeros.

Añadió que se habían hecho 11 pruebas de coronavirus, de las cuales 9 dieron positivo. Hasta el momento, hay cerca de 200 pasajeros y tripulantes en el “Zaandam” con síntomas parecidos a los de la gripe.

La Comisión del Condado de Broward -al que pertenece Fort Lauderdale- está en sesión y decidirá si autoriza el amarre de los barcos supuestamente este martes, junto a un comando unificado compuesto por varias agencias.

Los pasajeros asoman desde las ventanas de uno de los cruceros.

Las autoridades del puerto escribieron el martes que trabajan junto a Holland America en el diseño de este plan de acción.

“El barco no podrá entrar a aguas estadounidenses hasta que el plan sea entregado y aprobado. Nuestra prioridad es garantizar la seguridad de la comunidad local, los pasajeros y la tripulación”, informó Port Everglades en un comunicado.

En los dos barcos hay 1,243 pasajeros y 1,247 tripulantes, detalló Ashford.

“Estamos lidiando con un síndrome de ‘no es mi problema’. La comunidad internacional, consistentemente generosa y servicial frente al sufrimiento humano, se cerró al ‘Zaandam’ y lo dejó a su suerte”, escribió Ashford.

El “Zaandam” zarpó de Buenos Aires el 7 de marzo con unas 1,800 personas de múltiples nacionalidades a bordo hacia San Antonio, en la costa central de Chile.

Cubana iba contagiada de coronavirus desde Nicaragua

Cubana iba contagiada de coronavirus desde Nicaragua

Cubana iba contagiada de coronavirus desde Nicaragua

“Ciudadana cubana de 54 años de edad, residente en el municipio Santa Clara, provincia Villa Clara. Arribó el 16 de marzo procedente de Nicaragua. Comenzó el 26 de marzo con síntomas y ese mismo día fue ingresada en el Hospital Manuel Fajardo. Mantiene evolución satisfactoria hasta el momento. Se encuentran en vigilancia 10 contactos de este paciente”.

Así se lee una parte del informe oficial del gobierno de Cuba sobre los 39 nuevos casos de coronavirus en la isla con los que la cifra llega a 119 contagiados por la pandemia.

Señala el informe del gobierno cubano que la ciudadana de ese país arribó el 16 de marzo, lo que hace deducir que el coronavirus estaba en Nicaragua mucho antes que la vicepresidenta Rosario Murillo diera a conocer el miércoles 18 de marzo lo que llamó “el primer caso”.

LA INFORMACIÓN OFICIAL

Un nicaragüense de 40 años resultó positivo en la prueba de Covid-19, informó la noche de este miércoles la vicepresidenta de la República, compañera Rosario Murillo dio a conocer el portal oficialista el 19 digital.

“Con la seriedad, la responsabilidad, con la transparencia que nos caracteriza tenemos el deber de comunicar a las familias y a nuestro pueblo que esta tarde conocimos ya el resultado de la prueba de Covid-19 a un hermano de 40 años de edad, que viajó a ciudad de Panamá, entre el 13 y el 14 de este mes y que regresó a nuestro país el 15, es decir el domingo, vía aérea, sexo masculino, un hermano nicaragüense, estuvo en Panamá y regresó el domingo, estuvo del 13 al 15, empezó síntomas el día 17/03/2020 con fiebre, dolor de garganta y tos seca, y se presentó a un centro hospitalario, uno de los centros centinela, donde tenemos todas las condiciones creadas para recibir a las personas que presenten síntomas sospechosos y luego que el diagnóstico presenta que el caso es positivo, asegurar todos los protocolos, todas las atenciones de manera que esté aislado y seguro”, informó la compañera Rosario.

El gobierno de Cuba tiene el caso como importado desde Nicaragua, país al que arriban masivamente cubanos a realizar compras, especialmente en el mercado Oriental, gracias a la flexibilización de las autoridades migratorias nicaragüenses.

La llegada de cubanos a Nicaragua es para realizar compras, especialmente en el mercado Oriental.

Escuchemos parte de la conferencia de prensa del doctor Francisco Durán García, director de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública de Cuba. 

 

Coronavirus apocalíptico

Coronavirus apocalíptico

Coronavirus apocalíptico

*Colocan termómetro en la mano o en la frente

*No se acepta otra forma de pago que no sea por el celular

*Cada persona es registrada

En la ciudad china de Nanjing pareciera que se está cumpliendo el apocalipsis bíblico después que ha pasado la emergencia del coronavirus. A todos, grandes, pequeños, ricos y pobres, se les está tomando la temperatura poniéndoles un termómetro en la mano o en la frente y para sus compras no utilizan monedas y billetes, sino el celular para evitar todo contacto.

 

APOCALIPSIS 13:16

Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente

APOCALIPSIS 13:17

Y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre.

Léamos en detalla lo que ocurre en Nanjing

Mientras los días del confinamiento por la crisis del coronavirus avanzan, a todos nos asalta la duda acerca de cómo será la vuelta a la vida normal, si cambiará mucho el día a día, si nos cambiará como personas. Es difícil saber qué ocurrirá y cuándo, pero algunos ejemplos pueden darnos una pista y convertirse en modelos a seguir de cara a intentar recuperar la normalidad mientras sabemos que la amenaza sigue entre nosotros hasta que llegue una solución en forma de vacuna.

Nanjing, a 600 kilómetros de Wuhan, trata de volver a recuperar el pulso después del final de la emergencia del coronavirus en China. Ha logrado, a base de restricciones muy exigentes, llegar a los cero contagios diarios. Se toman precauciones considerables para evitar el regreso de la infección tras el confinamiento. Desde el Corriere della Sera han publicado un vídeo, grabado entre el 10 y 13 de marzo, en el que se resaltan desde los controles en la metrópoli realizados con el dron hasta las medidas de seguridad en todos los espacios públicos, todas ellas muy altas. Se pueden ver restaurantes separando las mesas de los comensales o aplicaciones que monitorizan a cada nuevo usuario del metro.

VIGILANCIA CON DRONES

Drones que piden a todos aquellos que vengan de fuera de Nanjing que se registren o a los ciudadanos que no caminen en grupo, restaurantes en los que los comensales están separados por mesas y comen de uno en uno, taxis con plásticos protectores que separan al conductor del cliente o paradas de autobús y metro donde se toma la temperatura a todos los viajeros.

La medición de la temperatura es una constante allá donde se vaya. La realizan en tiendas, farmacias, a conductores… de manera que el ciudadano está sometido a un intenso control allá donde va.

Zonas comunes como ascensores también aparecen preparadas para evitar la propagación del virus. Así, podemos ver cómo hay carteles con avisos sobre medidas de higiene y paquetes de toallitas desinfectantes para su uso cuando se vayan a pulsar los botones de los mismos.

Naijing cuenta con 8,5 millones de habitantes y ha logrado contener al virus llevando a cero los casos durante más de 20 días. Todas las personas que allí estaban contagiadas ya se han recuperado. Aún así, las medidas de seguridad en el día a día son muy estrictas.

EVITAR CONTACTO

A la hora de pagar, se exige cualquier método que evite el contacto. Lo normal es realizar los pagos con el móvil, incluso en el establecimiento donde se realiza la compra, la comida etc. Se puede ver como en un McDonalds, incluso el cliente debe aportar información sobre si estuvo en importantes focos de infección como Wuhan en los últimos 14 días. Al realizar la compra hay que dejar el nombre, el número de teléfono y la temperatura corporal.

El pagar con celular es exigido para evitar contacto.

En el caso de los taxistas, uno de ellos explica que su empresa es la que está colocando el film de plástico en todos los vehículos para separarles de los clientes. También cuenta que desinfecta tres veces al día el coche. En el metro, existe información acerca de los viajeros, proporcionados por cada uno de ellos, y dónde han estado aquellos que pueden haberse infectado.

El documental explica que todo el mundo ha de ir con mascarilla. Nadie puede entrar a sitios si no va con mascarilla. También se ha habilitado un mapa especial para llevar en el móvil, donde se señalan aquellas zonas en las que se detectaron casos en el pasado. En aquellas zonas marcadas, existen muchas calles que continúan bloqueadas al paso de coches, incluso habiéndose reportado el último caso hace un mes. El acceso para viandantes se limita a una entrada, controlada.

En cuanto a las visitas culturales, recintos como templos tienen limitado el acceso de personas a un aforo concreto diario. Para entrar hay que dar todo tipo de información personal y se puede prohibir la entrada a personas llegadas de otros países, como puede comprobarse en el documental.

En cuanto a las empresas, estas han adoptado medidas similares de control e higiene. La temperatura se mide a cada empleado a diario y, en caso de tener, fiebre, se establecen varios escenarios de actuación en función de otros síntomas que pueda presentar.

Las clases siguen realizándose online. Los dispositivos electrónicos se han convertido en esenciales para esto, así como compras y los ejemplos anteriormente vistos.

Estados Unidos ofrece 15 millones de dólares por captura de Nicolás Maduro

Estados Unidos ofrece 15 millones de dólares por captura de Nicolás Maduro

Estados Unidos ofrece 15 millones de dólares por captura de Nicolás Maduro

El Gobierno de Estados Unidos ha presentado una acusación penal contra el presidente venezolano Nicolás Maduro, acusándolo de tráfico internacional de drogas. Así lo ha confirmado el Departamento de Justicia en una comparecencia del fiscal general, William Barr, retransmitida por Internet, en la que ha anunciado “recompensas por información que pueda llevar a la detención y al arresto” de Maduro y otros miembros de su régimen.

Los otros oficiales venezolanos acusados son Diosdado Cabello Rondón, presidente de la “ilegítima” Asamblea Constituyente; Hugo Carvajal Barrios, exdirector de la inteligencia militar; el general retirado Cliver Alcalá Cordones, y Tareck Zaidan El Aissami Maddah, ministro de Industria y Producción Nacional. El Gobierno ofrece una recompensa de 15 millones de dólares a cambio de información sobre Maduro, y 10 millones por información que conduzca a la detención de los otros oficiales.

Diosdado Cabello ha sido señalado de liderar el cartel de Los Soles.

“El pueblo venezolano se merece un Gobierno representativo responsable y transparente al servicio de las necesidades de la gente, y que no traicione la confianza del pueblo condonando o empleando oficiales públicos que se implican en el tráfico ilegal de narcóticos”, dice el secretario de Estado, Mike Pompeo, en un comunicado. “Estados Unidos está comprometido en ayudar al pueblo venezolano a restaurar la democracia a través de elecciones presidenciales libres y justas”.

Las acusaciones suponen una nueva escalada de la presión de la Administración de Donald Trump para desalojar del poder a Maduro. “Hoy Nicolás Maduro será procesado por el Departamento de Justicia y acusado de narcoterrorismo”, había adelantado en Twitter a las 10.15 (hora de Washington) el senador republicano Marco Rubio, uno de los legisladores estadounidenses más beligerantes con el régimen venezolano.

Las acusaciones contra el Gobierno de Maduro de actividades criminales han sido frecuentes en el Departamento de Estado. “Lidera algo que se parece más a un cartel de drogas que a un Gobierno”, dijo de Maduro en enero el secretario de Estado, Mike Pompeo. “Es hora de llamar a este régimen por lo que es”, ha dicho el fiscal general Barr, en la comparecencia en la que ha anunciado este jueves los cargos de narcotráfico.

Estados Unidos y otras docenas de países han reconocido al opositor Juan Guaidó como presidente legítimo de Venezuela. Pero más de un año después de dicho reconocimiento, con el país sumido en una profunda crisis Maduro sigue en el poder, sostenido por el Ejército y apoyado por Cuba, Rusia y China.

 

Censura no permitió que médicos chinos advirtieran sobre el coronavirus

Censura no permitió que médicos chinos advirtieran sobre el coronavirus

Censura no permitió que médicos chinos advirtieran sobre el coronavirus

Varios médicos chinos, entre ellos el doctor  Li Wenliagn y la doctora Ai Fen, quisieron advertir desde diciembre del año pasado sobre el nuevo virus que estaba afectando a la población de ese país, pero fueron censurados por el régimen comunista de China en una prohibición que abarcó a la red social WeChat.

Lo ocurrido con estos médicos lo recoge la organización  Reporteros Sin Fronteras (RSF) que ha elaborado un documento en el cual se señala que la actual crisis sanitaria mundial podría haberse controlado, antes de convertirse en pandemia, si Pekín no hubiese impuesto su censura y ocultado la magnitud de la amenaza.

 

LI WENLIAGN

LI WENLIAGN

Médico

Uno de los primeros médicos en advertir del brote de coronavirus, y quien fue silenciado por la policía, murió el 6 de febrero después de haberse infectado con el virus, según reportó el hospital donde recibía tratamiento.

El Hospital Central de la Ciudad de Wuhan dijo a las 3:48 a.m. de la fecha mencionadaque el doctor, Li Wenliang, había fallecido de manera reciente. “Lamentamos profundamente esto”, decía el mensaje en la red social Weibo.

AI FEN

AI FEN

Médico

La doctora Ai Fen reveló que fue reprimida por sus superiores después de intentar alertar a las autoridades sobre la presencia de un brote similar al del SARS que impactó a la población en 2003.

“Si hubiera sabido lo que iba a pasar, no me habría importado la reprimenda. Hubiera hablado de eso con quien sea, donde sea que pudiera”, dijo en la entrevista. Fue publicada el martes por la noche y rápidamente suprimida.

RSF indica que “sin el control y la censura impuesta por las autoridades de China, los medios chinos habrían informado a la ciudadanía mucho antes de la gravedad de epidemia de coronavirus, salvando así miles de vidas y evitando, quizás, la actual pandemia”.

 SE HUBIERA EVITADO 86% DE CONTAGIOS

La ONG propone en su comunicado volver sobre los momentos en que por acción u omisión deliberada Pekín favoreció la expansión del Covid-19. Por empezar, RSF recuerda que “en un análisis publicado el 13 de marzo, los investigadores de la Universidad de Southampton sugieren que el número de casos de coronavirus en China podría haberse reducido en un 86% si las primeras medidas, que se tomaron el 20 de enero, se hubieran implementado dos semanas antes”.

Entre otras cosas, Pekín obligó a la red social WeChat a suprimir palabras clave que aludían al coronavirus en momentos en que el gobierno informaba a la Organización Mundial de la Salud sobre la aparición neumonía de origen desconocido.

La doctora Ai Fen quiso advertir del peligro que traía el nuevo virus.

RSF apunta también al tiempo tardado por las autoridades a la hora de transmitir las informaciones sobre el nuevo virus y la importante cantidad de casos relacionados con el mercado de Wuhan.

“Si las autoridades no hubieran ocultado a los medios la existencia de un brote epidémico vinculado a un mercado muy popular, el público habría dejado de visitar este lugar mucho antes de su cierre oficial, el 1 de enero”, señala RSF.

A esto se añade una cadena de responsables de salud que podrían haber alertado de la situación si no hubiese sido por la falta de libertad de expresión en China. Por ejemplo, el doctor Lu Xiaohong, jefe de gastroenterología del Hospital de la Ciudad de Wuhan Nº5, podría desde el 25 de diciembre haber hecho públicas sus sospechas de que el virus podía transmitirse entre humanos, visto que trabajadores del sector médico habían sido infectados.

Prueba de que informar del peligro significaba exponerse a represalias del régimen, cinco días después el director del departamento de emergencias del Hospital Central de Wuhan, Ai Fen, junto a otro grupo de médicos emitieron una alerta sobre un “coronavirus similar al SARS”. El resultado, los profesionales fueron arrestados cuatro días después por difusión de “falsos rumores”. Entre los ocho detenidos figuraba el doctor Li Wenliagn, quien sucumbió a la exposición al coronavirus.

El doctor Li Wenliang es recordado como un héroe en China.

RSF denuncia asimismo el tiempo perdido en la búsqueda de la vacuna a partir de la censura a la divulgación de la secuencia del genoma del coronavirus a la comunidad científica, retrasando sus labores.

La censura china afectó entonces la capacidad del resto del planeta a enfrentar lo que se estaba convirtiendo en pandemia.

“Si los medios internacionales hubieran tenido acceso total a la información que tenían las autoridades chinas sobre la escala de la epidemia antes del 13 de enero, es probable que la comunidad internacional hubiera evaluado la crisis y la hubiera anticipado mejor, reduciendo el riesgo de que la epidemia se propagase fuera de China y, posiblemente, evitando su transformación en una pandemia”, concluye la ONG.

Pin It on Pinterest